PROYECTO GUAYACAN

El Guayacán (Guaiacum sanctum) es un árbol del bosque tropical seco, presente en el sur de Florida, este de México, Centro América, norte de Sur América y Las Antillas. Crece en elevaciones bajas (de 5 a 200 msnm) y en climas secos a semiáridos (precipitaciones inferiores a los 1500 mm anuales).

Es un árbol de tamaño mediano (máx. 20 m de altura y 80 cm de diámetro), de copa densa y redondeada, con inflorescencias azules. La corteza del árbol joven es gruesa, corchosa, suave y de color blanco o amarillento. En los árboles adultos, la corteza es dura como la piedra, de color gris claro con una apariencia de cemento y se exfolia en grandes placas. La madera del guayacán es muy consistente, durable y pesada, por lo tanto es difícil de trabajar. La albura es de color amarillento y el duramen varía en color desde gris-aceitunado a verdoso o casi negro.

La madera posee un aceite verde y translucido con propiedades lubricantes y medicinales. Este aceite conocido como guayacol ha sido explotado a través de los siglos para varias aplicaciones desde la fabricación de piezas que requieren de una lubricación constante (eje de navíos, poleas, etc.), hasta la elaboración de medicamentos, entre otros, un famoso remedio contra la sífilis.

Esas utilizaciones explican en gran parte porque el guayacán fue cortado masivamente en los siglos pasados. En la actualidad, el guayacán es una especie en peligro de extinción, lo cual se explica por la sobre explotación que ha sufrido por siglos, y por su crecimiento muy lento y su baja regeneración natural. Está inscrito en la lista de especies amenazadas (Convención de Washington, Apéndice II). Necesita urgentes programas de investigación y protección.

Nuestro proyecto Guayacán consiste en reintroducir el guayacán en su ambiente natural. Incluye el establecimiento de viveros y la reforestación en diferentes zonas del país, así como la sensibilización de la población.

Pedimos a las personas que tienen un árbol de guayacán cerca de su casa, que lo protejan y traten de multiplicarlo. La germinación de las semillas de guayacán se produce después de varios meses, lo que puede desanimar los esfuerzos de reproducirlo. Un método de propagación más fácil consiste en recolectar los arbolitos que nacen debajo de los árboles adultos para ponerlos en vivero, y luego trasplantarlos después de uno a dos años cuando alcancen una altura suficiente. También, se puede poner el guayacán en maceta para obtener una planta ornamental con una floración y un follaje atractivos, o transformarlo en bonsái.

Existen otros proyectos de rescate del Guayacán, como él de Puerto Soley en Costa Rica.



 

 

 

 

Guayacan Export S.A., Managua, Nicaragua
Tel: (+505) 88102156 - Email: av@guayacanexport.com
Web design: TIO ZANATE - www.tiozanate.com - Copyright 2011-2016